MILAGRO FESTIVALERO

El primer festival vallenato “la  perla del norte” nació y se llevo a cabo como pasa con las buenas parrandas en las que se planifica poco, se sueña mucho y en donde lo que vale es la creencia en la idea principal, de que todo va a salir bien y efectivamente así fue.

Los que somos cucuteños y los que hemos tenido el agrado de tomarnos unos traguitos con una amanecida, sabemos que obviamente esta idea nació en una de esas andanzas,  y se fortaleció durante el caldo y pastel para pasar un poco la borrachera antes de prometer, no volver a tomar como buen pecador arrepentido. Hasta acá no hay nada raro, lo raro es que contra todo pronóstico, el festival es una realidad. Ya celebramos el primero, el ideal en el cual se basa es fuerte, es demostrar que los cucuteños queremos muchísimo a nuestra tierra y que ella se merece tener un festival donde todos los colombianos puedan venir a disfrutar  lo mejor del vallenato.

Los cucuteños crecimos con el estigma de no querer nuestra región o de sufrir  “la falta de sentido de pertenencia“. Siempre nos escudamos en que, como somos frontera tenemos en nuestras calles y barrios un sancocho pluricultural de  muchos y muchas de todas las regiones de Colombia, sin olvidar a nuestros vecinos venezolanos, y que supuestamente eso evita que seamos regionalistas y puede que sea esa la razón. Pero a su vez esa es la razón por la cual todo el que llega a Cúcuta es bien recibido, se le integra y ayuda, como lo vemos en las calles de la perla desde que empezó el éxodo venezolano.

Son tantas las cosas que pasaron y todos los cuentos que salieron durante el festival vallenato, que nos daría para escribir un buen primer capítulo  de esta historia festivalera o de acabar con muchas botellas, contando, recontando y exagerando todo lo que nos paso en esas dos noches. Yo voy compartir los momentos que se quedaron en mi memoria espero, que por muchos años.

Empezazmos el viernes, primera noche del festival vallenato la perla del norte, toda la bulla, la propaganda, los mensajes en el facebook, el voz a voz y los interminables mensajes en cadena de whatsaap nos llevaron a este momento clave. No sólo para los que creímos, apoyamos y trabajamos en este proyecto sino para todos los invitados y curiosos que se acercaron al parque 300 años con la mejor intención de pasar un buen momento musical;  y  sí aunque suene muy solemne o hollywoodesco,  para ser testigos de un momento histórico para nuestra ciudad.

Todos engominados metiendo barriga, ellas muy vestidas y maquilladas listas para la cita, pero al parecer Murphy no es amante del vallenato,  y se soltó un aguacero propio de país tropical y de tierra caliente que no son tan comunes en Cúcuta. Como era de esperarse el reflejo natural del calentano, correr a buscar refugio como si estuviesen lloviendo piedras o como si mojarse fuese pecado, la gente huía despavorida buscando lo que fuera para salvarse, hasta con las sillas a modo de sombrilla, las más optimistas guardaban la esperanza de no perder la plática del alisado.

Y entonces sucedió un fenómeno casi paranormal, el cual yo no veía hace mucho tiempo y que me emocionó al darme cuenta que la gente se dejo de pendejadas, del horror del maquillaje corrido y de la camisa empapada pegada a la barriga y rumbeo sin pensar, en el que dirán ni en quien me estará mirando y bailaron y cantaron parejo hasta fue un orgullo tomarse “la foto pal face”, como si cualquier huracán de esos con nombre de secretaria hubiese azotado nuestro festival.

Pero eso no es todo querido lector,  la segunda noche repetimos empapada y repetimos rumbeada sin que nos importara nada, solo pasarla bien y dejar en claro que el festival llego para quedarse. 

No puedo terminar este relato sin mencionar que muy seguramente de los centenares de asistentes y colaboradores yo soy el más ignorante en lo que al vallenato se refiere y gracias a esta falta de todo mi metida de pata fue monumental.

Después de veinte minutos buscando al gran Rafael Santos por todo el parque junto a su manager, con los gatorades que esté solicito para antes de subir a tarima y yo muy preocupado a sabiendas que mis obligaciones como tesorero y todero del festival estaban desatendidas, dije en voz alta: “bueno, pero donde se metió Martin Elías!” a lo que el hermano del difunto, el mismísimo Rafael, respondió a mi espalda en voz alta y acento costeño, Martin Elías está muerto! Ese  es el  momento en el que uno le pide a Dios un temblor o un trueno fuerte para poder escapar de ese silencio incomodo, obviamente me toco enfrentarlo con mi cara de vergüenza, y ni fotico con el hombre, ni nada de nada. Como decía mi abuela “la ignorancia es atrevida” y esta vez me toco a mi sufrirla.

El Festival vallenato La Perla del Norte llego para quedarse y no fue un capricho de un montón de parranderos, contamos con un evento donde los que se inscribieron, pudieron competir y mostrar sus habilidades, fue un evento con un excelente cartel de artistas profesionales, como olvidar la más que contagiosa energía de Ciro Quiñones y Karen Lizarazo que prendieron la fiesta del sábado con lluvia y trasnocho encima.

De ultimo pero no menos importante, lo que más nos motivo para sacar adelante el festival fue el apoyo y reconocimiento por parte de la “Fundación Festival de la Leyenda Vallenata”, que nos asesoraron y ayudaron para poder hacer un primer festival en Cúcuta a la altura de la música colombiana, lo que nos obliga a hacer el próximo mucho mejor y a durar por lo menos más de 50 años como ellos, todos invitadísimos a cumplir la cita con el folclor colombiano.

 

ALEJANDRO GARCIA GUERRERO


 LA FUNDACIÓN “LA PERLA DEL NORTE”

 

Tendrá como objeto Direccionar, planear, ejecutar, coordinar, evaluar, organizar y realizar toda clase de actividades y eventos de interés común en la sociedad, principalmente en gestiones y finalidades relacionadas con la gestión social, la cultura, el arte, la educación, la competitividad, la recreación, el entretenimiento.

DISEÑO WEB:

PATROCINADORES:

Descarga
PORTAFOLIO FESTIVAL 2020.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.7 MB

CONTÁCTENOS:

 

AV 3AE # 13A-61 CAOBOS 

Contacto@festivalperladelnorte.com

 3208415794 - 5970223 Ext. 103

 

San José de Cúcuta - Colombia